Cambio integral y liderazgo

Ya lo decía A. Einstein “Los grandes problemas a los que nos enfrentamos no se pueden resolver con el mismo tipo de pensamiento que teníamos cuando los creamos…”

Un estudio reciente realizado a más de 100 empresas comprometidas con importantes esfuerzos de cambio demostró que el 85 % de ellas no consiguen cambios tangibles y, mucho menos, duraderos.

Como ya anticipaba Ken Wilber, para que el cambio sea sustancial y sostenible, hay que mirar a los 4 cuadrantes del cambio (ver gráfico).

En los últimos años, quizá condicionados por un paradigma de “eficiencia”, los cambios en las organizaciones se han focalizado fundamentalmente en los cuadrantes externos (02 “skills” y 04 “procesos” – parte derecha). Hoy, muchas organizaciones están optando por abordar también los cuadrantes internos (01 “mindset” y 03 “cultura” – parte izquierda) que en muchas ocasiones son los mas difíciles y dolorosos.

Cada cuadrante tiene su impacto sobre los demás, e ignorar cualquiera de ellos puede tener resultados azarosos en los resultados del cambio.

Por ejemplo, la mentalidad y conjunto de creencias de los individuos de la organización condiciona el desarrollo de competencias y comportamientos de los mismos, así como la cultura de la organización, sus procesos, procedimientos…

Los líderes efectivos están dispuestos a trabajar en las áreas de cambio que normalmente se evitan para conseguir cambios tangibles y duraderos en sus equipos y organizaciones.

Una vez más, se pone de manifiesto la importancia del liderazgo como ventaja competitiva de gran valor para afrontar con éxito los paradigmas del Siglo XXI.

Los procesos de transformación en los que se encuentran inmersas la mayoría de las organizaciones requiere líderes efectivos dispuestos a avanzar en el desarrollo del mindset y la cultura de sus empleados y organizaciones.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Otras entradas relacionadas